viernes, 21 de mayo de 2010

Zagal

Ilustración de Amélie Thiébaud

zagal 1, la.
(Del ár. hisp. zaḡál[l], joven, valiente, o del ár. clás. zuḡlūl, muchacho).

1. m. y f. Pastor joven.
2. m. Muchacho que ha llegado a la adolescencia.
3. m. Mozo que ayudaba al mayoral en los carruajes de caballerías.
4. m. Esp. orient. niño.
5. f. Muchacha soltera.
6. f. León. niñera.

zagal 2.
(Del lat. sagum, sayo).

1. m. Refajo que usan las lugareñas.

Real Academia Española

Como todas las palabras de origen árabe, esta palabra tiene una preciosa sonoridad, es breve, concreta y de uso casi desaparecido.

5 comentarios:

Viejex dijo...

La desconocía por completo.

Funes dijo...

realmente Celeste, es una palabra casi desaparecida. Me llama la atención de la misma su significación diversa, útil para referirse tanto a una muchacha, niña, o un joven pastor o muchacho adolescente. Leí que hubo en 1485 un Rey en Granada: Abū `Abd Allāh Muhammad az-Zaghall, al tipo le decían "el Zagal" significando "valiente" con esa palabra. La cosa es que terminó en Africa preso del Rey de Fez quién lo castigó con la ceguera.
Bien. También encontré el uso de esta palabra en la fábula del pastor mentiroso, que todos conocemos con forma de cuento. El pibe gritaba que el lobo estaba por comer su rebaño y eran mentiras. A la tercera vez ya nadie le dio pelota y era verdad: el lobo le morfó a las ovejitas quedando el pibe sin ayuda.
Disculpen mi ignorancia pero lo interesante es que el autor de esta fábula las escribía en forma de verso. Escribió un montón, muchas conocidas, pero sinceramente para mi todos eran cuentitos en prosa. Terrible ignorante el Funes este. Por lo demás siempre le escapé a las fábulas porque tenían para el niño que fue Funes, un gusto a moralina que no iba con ese zagal travieso que en su momento, fui. Con el tiempo cambié de idea pese a que no me volví fanático de las fábulas.
Se llamaba el autor Félix María Samaniego, y vivió entre 1745 y 1801 año en que finó. La cosa es que el tipo era medio levantisco, tenía un carácter bastante agreta y además se llevaba a las patadas con la Iglesia y la Inquisición.
He aquí su fábula que, precisamente se titula: EL ZAGAL Y LAS OVEJAS.

Fábula IV

4. El zagal y las ovejas

Apacentando un joven su ganado,
Gritó desde la cima de un collado:
«¡Favor! que viene el lobo, labradores.»
Éstos, abandonando sus labores,
Acuden prontamente,
Y hallan que es una chanza solamente.
Vuelve a clamar, y temen la desgracia;
Segunda vez los burla. ¡Linda gracia!
Pero ¿qué sucedió la vez tercera?
Que vino en realidad la hambrienta fiera.
Entonces el Zagal se desgañita,
Y por más que patea, llora y grita,
No se mueve la gente escarmentada,
Y el lobo le devora la manada.

¡Cuántas veces resulta de un engaño,
Contra el engañador el mayor daño!

Funes

Levantino dijo...

En Almería está muuuuy lejos de desaparecer, es una palabra de uso cuasi diario. También la usan mucho en Murcia.

Daniela Valero Torregrosa dijo...

En la provincia de Alicante se usa bastante y en Valencia también. Muy lejos de desaparecer.

Daniela Valero Torregrosa dijo...

En la provincia de Alicante se usa bastante y en Valencia también. Muy lejos de desaparecer.

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails