viernes, 14 de mayo de 2010

Oprobio

Ilustración de James C. Christensen

1.
m. Ignominia, afrenta, deshonra.

Real Academia Española

EL ÁNGEL
Que el hombre no sea indigno del Ángel
cuya espada lo guarda
desde que lo engendró aquel Amor
que mueve el sol y las estrellas
hasta el Último Día en que retumbe
el trueno en la trompeta.
Que no lo arrastre a rojos lupanares
ni a los palacios que erigió la soberbia
ni a las tabernas insensatas.
Que no se rebaje a la súplica
ni al oprobio del llanto
ni a la fabulosa esperanza
ni a las pequeñas magias del miedo
ni al simulacro del histrión;
el Otro lo mira.
Que recuerde que nunca estará solo.
En el público día o en la sombra
el incesante espero lo atestigua;
que no macule su cristal una lágrima.

Señor, que al cabo de mis días en la Tierra
yo no deshonre al Ángel.
Jorge Luis Borges, 1981

8 comentarios:

Edit Liliana Ciotti dijo...

Que hermoso poema...
Me regalaste una una joya espiritual.
Gracias Cele, por tu capacidad de iluminar nuestros días con el don de tus palabras...

Funes dijo...

Oprobio... qué palabra! No se porqué pero me doy cuenta que cuando he usado esta palabra lo he hecho para darle mas profundidad, mas peso a una situación de deshonra, de afrenta.
Siento que cuando decimos "oprobio" vinculado a una determinada situación, queremos fulminar sin dudas esa situación y lo que nosotros pensamos sobre eso. no dejar lugar a dudas.
Vinculo también la palabra "oprobio" a una situación de ignominia, de deshonra, de humillación que supera lo individual y abarca mas situaciones colectivas, donde la "víctima" del oprobio es, precisamente un grupo y no un individuo. Aclaro desde ya que esto es una cuestión netamente subjetiva y sin ningún basamento racional. Es así como me "late" la palabra "oprobio".

http://www.youtube.com/swf/l.swf?video_id=RpjHSiQLPmA

Les pido si pueden, vean este video de sólo 7 minutos. El oprobio al que están sometidas las minorías culturales, raciales, religiosas y étnicas en Europa. En la "civilización". En este caso árabes y judíos.
Yo creo que por eso, para evitar el oprobio, me quedo en mi barrio.
Funes

Celestacha dijo...

Hola Funes, el corto que sugeriste además de ponerme sumamente nerviosa, me dejó pensando en si es una utopía pensar en que el hombre será capaz de la aceptación plena y gozoza de las diferencias de su p`rójmo de cualquier tipo ( culturales, religiosas, etc).El video me parece que está filmado en los metros de Barcelona, lugar donde viví varios años. Allí he visto los mejores gestos de tolerancia, y también estos casos en los cuales el sentimiento que moviliza es el odio y no el amor, naturalmente. En el medio de tanto odio, una chispa de luz, una esperanza es posible. Cuando árabe y judío están brevemente unidos y juntos. Casi lloro. Esta breve luz frente a un mal aún mayor ( los neonazis ) y rodeados de años de sangre y muerte en la historia de la humanidad. Me produce mucho desasosiego. Quizá la intolerancia, el racismo, la discriminación social como formas de expresión del mal no desaparezcan nunca porque sinó desaparecería el bien, su opuesto. Pero hay un punto medio en la vara de los opuestos, ése tenemos que trabajar.
Saludos y gracias

Funes dijo...

Celeste: creo que árabes y judíos han sido víctimas del OPROBIO de la discriminación y la intolerancia. Particularmente no me gusta la palabra "tolerancia" porque el uso que se le da es el de "disimular" lo que del otro no me gusta. Y yo tengo que tener la capacidad de aceptar al otro con todo su bagaje y aplaudir las diferencias que en definitiva, serán lo que a mi me enriquezcan.
Arabes y judíos han convivido durante milenios y en los mas diversos lugares. Le dieron un brillo único a España durante 8 siglos, hasta la expulsión de judíos y moros en 1492.
Y creo que es una utopía irrealizable Celeste pensar en la aceptación del hombre al otro plenamente. Somos eso Celeste: amor, paz, violencia, lágrimas, risas, cinismo, comprensión, odio, negación, aceptación. Somos precisamente una mezcla rara de todo eso. Como te puso nerviosa el video (a mi también) te pasaré un verso sobre lo que representa el ser humano. Y si un día querés, te cuento algunas historias que he vivido en Jerusalem, en Belen, en el desierto del Neguev perdido arriba de un camello... cosas mágicas e increíbles pero que dan una luz de esperanza, aunque mas no sea, para poder levantarnos nuevamente cuando sale el sol.

Celestacha dijo...

Al-Andalús es un hito cultural y social del que tendremos que aprender y sacar jugo. Ya lo tengo programado para Alma de diamante, en mis historias del mundo árabe. Es cierto que la palabra "tolerar" en su uso más corriente se la vincula mucho a "aguantar y soportar" del otro, Pero para mi no ha perdido su sentido original que tiene que ver justamente con la aceptación y "el respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.". Me encantarán tus historias de camellos y desiertos, Yo debo mis mundos paralelos también. Tenemos trabajo por delante. Un gran saludo

Funes dijo...

Entre tanto oprobio Celeste, aquí mando este verso, que ojalá guste:

Hay gente que con solo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales;
que con solo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con solo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas,
que con solo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
llega a todos los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas....
y se queda después... como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
hay gente que es así, tan necesaria.”

vicky dijo...

Chicos...hee!! sin palabras.Hoy no estoy para reflexiones pero ha sido inevitable después de estos comentarios no hacerlo.

vicky dijo...

es muy bonito y real el poema! Pero que lindo que aya quienes lo ven

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails