jueves, 27 de mayo de 2010

Rebolludo

Pintura de Fernando Botero

1.
adj. Robusto, grueso y, por lo general, de baja estatura.
V. diamante rebolludo
1.- diamante en bruto de forma redondeada.

Real Academia Española
Vaya fonética curiosa la de esta palabra, cuyos posibles sinónimos serían rechoncho, zamborrotudo, repolludo, morrocotudo, entre otros. No encontré mejos artista que Fernando Botero para ilustrarla.

3 comentarios:

Viejex dijo...

No la conocía, pero morrocotudo y zamborrotudo si me resultan conocidas. Cuanto hacia que no las pronunciaba!

La elección de Botero para la ilustración es perfecta.

Funes dijo...

Qué buena palabra!. Tiene una sonoridad especial y aparte, transporta rápidamente a su concepto: el tipo retacón, rechoncho, fornido. Esos bien panzones y que no superan el metro 60. Generalmente, dada la escasa estatura, los tipos caminan medios tirados para atrás, como sacando pecho. De allí que aparezcan a la primera vista como tipos agrandados, pagados de si. Medios pedantes, digamos. Enseguida uno dice "che, mirá ese petiso, quién se cree que es?". Pero en ese ademán de caminar echados para atrás, como para resolver la escasez de centrímetros con una mayor superficie ocupada "a lo ancho", lo que logran finalmente es sacar mas la panza. Conozco algunos rebolludos que, cuando andan de camisa, hay que tener cuidado con el "botonazo": parece que la camisa está por estallar y los botones a punto de saltar violentamente, de tal modo que si un botonazo te da en el ojo puede dañarte la córnea. El cuadro de Botero que adorna la palabra es superior! Es fantástico!
Obviamente (no puedo eludir el tema)la palabra "rebolludo" no es para el uso de cualquiera. Me refiero a que no es para los previsibles, los chatos, los de humor obvio. En el bar, hoy mientras desayunábamos tiré el tema. Claro que casi todos (salvo Guiraldes el mas importante historiador argentino, y Acevedo, dueño de la librería de libros viejos "papeles de Oriente", la mas importante del país), los demás hacían bromas obvias con la palabra, pronunciando la misma con una sola "L". Inundaron la conversación con chistes totalmente previsibles. En fin. Esto ocurrió hasta que "tachuela" Ledesma, taxista, miembro permanente de nuestra mesa, puso fin a las vulgaridades: pidió respeto ya que él es un absoluto rebolludo. Su foto bien podría reemplazar el cuadro de Botero. Y además, para quién no lo conoce a fondo, por su parada tirado para atrás como agrandando su metro 55 de altura, parece creerse dueño de la concesionaria Ford, en lugar de lo que es: un tachero que maneja un ford.
Funes

Mariela Torres dijo...

Yo conocía rechoncho y morrocotudo, pero rebolludo no, y las otras tampoco.
La ilustración es insuperable.

Besos.

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails