martes, 21 de junio de 2011

Ulular

Ilustración de Lisel Ashlock
(Del lat. ululāre).

1. intr. Dar gritos o alaridos.
2. intr. Dicho del viento: Producir sonido.

Real Academia Española

...Traspasa la tierra del fuego la buena esperanza
Navega loco en la juntura de los océanos
Cruza las algas ármate de corales ulula gime
Emerge con la rama de olivo
Llora socavando ternuras ocultas
Desnuda miradas de asombro..."

Pequeñas lecciones de erotismo / Fragmento
Gioconda Belli

5 comentarios:

J.Maseda dijo...

Ulular,
interesante palabra,
lejos del significado
tiene carisma.

BARROS MATOS dijo...

MAR NOCTURNO
(Fragmento)

Bajo un cielo de plomo,
El mar se irrita,
Las olas se agigantan,
Corren de prisa,

Invaden las arenas,
Y el agua arisca
Castiga las palmeras,
Su copa inclinan.

Y el ulular del viento
En la noche umbría,
Es la voz del fantasma
De las marismas.
BARROS MATOS

Anónimo dijo...

Interesante palabra ulular.
Ahora bien, debo reconocer en cuanto el uso habitual de la palabra en cuestión, que la misma va asociada generalmente a la sirena de la ambulancia. Tal es así que ayer cuando fui al bar y llevé como tema de debate esta palabra acompañado del fragmento que nos regala Barros Matos, se produjo una interesante discusión porque (lo que no ocurre normalmente) esta vez hubo unanimidad de criterios: la palabra “ulular” solo y solo debe ser usada con la sirena de una ambulancia. Ni si quiera admiten los amigos del café “Dos Cuchillos” que se use con los bomberos o con un patrullero. Menos aún con el viento. “Silba el viento; suena la sirena de los bomberos. El ulular es de la ambuancia” sentenció Balceda, el filósofo agnóstico del grupo. Y todos asintieron.
A tal punto se comprometieron en el debate que me han pedido interceda ante don Barros para ver si puede el poeta tener a bien de modificar el verso que dice “y el ulular del viento…” por “Y el silbar del viento” o algo por el estilo.
Adujeron para el pedido el hecho de no desvirtuar la importancia y gravedad de la ambulancia y su recorrido en auxilio de alguien, a la cual hay que dotarla de todos los elementos que necesita para ser considerada ambulancia. Y así como no puede faltarle el oxígeno, la camilla, el suero y demás elementos, que son exclusivos de la ambulancia, tampoco debe faltarle a ese transporte la palabra ulular, también en forma exclusiva.
Severo Guiraldes, el principal historiador argentino dio como alternativa de cambiar el verso en cuestión por otro que diga “Y el ulular de la sirena de la ambulancia”, pero finalmente desistió al entender que destruía no solo la rima sino también el contenido tan bello del poema.
Funes

Celestacha dijo...

Mar nocturno es tan bello como breve. Tenemos aquí unos escritores y poetas que se las traen !!

Y Funes...leo lo que escribe sobre la sirena de la ambulancia y lo entiendo. Con risa, pero lo entiendo. Pero para mi siempre fue el ulular del viento, como dice Barros Matos. Ulula el viento mientras recorre los callejones, o entre los árboles, o entre abismos y parece inundarlo todo con un sonido grave.
Mis saludos a tan inspirados poetas.

Anónimo dijo...

Adoro esta palabra.
Nada más leerla... ni te cuento si la leo en voz alta... me crea todo un estado de ánimo de recogimiento, de suave tristeza, de estremecimeinto...

Itsaso
cuadernoderetazos

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails