miércoles, 3 de noviembre de 2010

Estólido

Óleo de Vincent Van Gogh
(Del lat. stolĭdus).

1. adj. Falto de razón y discurso. U. t. c. s.

Real Academia Española

El mundo miserable es un estrado
Donde todo es estólido y fingido,
Donde cada anfitrión guarda escondido
Su verdadero ser, tras el tocado.

No digas tu verdad ni al más amado;
No demuestres temor ni al más temido;
No creas que jamás te hayan querido
Por más besos de amor que te hayan dado.

Mira cómo la nieve se deslíe
Sin que apostrofe al sol su labio yerto,
Cómo ansía las nubes el desierto
Sin que a ninguno su ansiedad confíe...

¡Trema como el Infierno; pero ríe!
¡Vive la vida plena, pero muerto!

Almafuerte / Pedro Bonifacio Palacios

Pedro Bonifacio Palacios nació en San Justo, provincia de Buenos Aires, en 1854. Tenía cinco años cuando murió su madre. Abandonado por el padre, una tía se encarga de criarlo. Este episodio dispone su carácter y su destino. Adolescente aún, la poesía, la docencia y el periodismo ocupan sus afanes. Hubiese sido también pintor si no le hubieran negado una beca que había solicitado para estudiar en Italia. Sus viajes se redujeron entonces a los caminos de la provincia natal. Pasó de un pueblo a otro, yendo y viniendo, como un nómade. Trenque-Lauquen, Salto, Mercedes, fueron algunos. En todos escribió un poema, animó una escuela o sublevó un diario. Pasó también varias veces por dos ciudades: Buenos Aires y La Plata. En esta última murió en 1917, después de afrontar el aislamiento y la pobreza. Su muerte provocó una inusitada manifestación popular.
Agregar otros datos a esta biografía sería inútil. Pedro B. Palacios se perdería igualmente en la niebla de una obsesiva singularidad, altisonante de egolatría y a la vez deprimida por la comprensión casi maniática del dolor y la miseria. Nos ha dejado los peores y los mejores versos.
Para más datos, aquí

8 comentarios:

Barros Matos dijo...

El hombre de Van Gogh es un ser que sufre. Su dolor no sólo se muestra en sus puños ocultando su cara, también el pintor le inserta angustia a la posición en que está sentado, al frío de soledad mitigado por el pequeño fuego al que acercó su silla rústica, la pobreza en sus zapatos cansados y esas tablas del piso abandonadas de cuidados. Es un hombre mayor, su ropa es de trajín casero o de trabajo, y en lo poco que la pintura muestra de las paredes, podemos imaginar una ausencia de cuadros o fotos. La angustia planea en cada pincelada, en ese todo donde para darse finalmente por vencido, por anulado, al hombre del cuadro no le falta nada. No hay intensidad de llanto en el cuerpo agobiado. Solamente soledad y desengaño. Toda su biografía se puede encuadrar en la primera estrofa del poema de Almafuerte. Ese hombre, para mi, tiene nombre y apellido, murió a los 56 años, hace más o menos 4, dejando una estela de angustias y soledades, que lo acompañaron desde el orfanato hasta ese dejarse morir, cuando la última esperanza cerró detrás de si, desde la calle, la puerta de su casa. Lo conocí por vecindad, por saludos casi diarios, cafés compartidos por encuentros casuales de 2 hombres solos en el mismo bar. Palabras sueltas escuchadas por ahí y charlas ajenas en la cola del supermercado o la farmacia, me fueron escribiendo en la mente la historia del hombre que, un siglo antes, pintó Van Gogh sin saber que su visión lo había encontrado en el futuro.

Celestacha dijo...

Qué existencia gris, cómo no van a ser sombríos y escépticos sus versos? me pregunto el porqué de existencias tan torturadas.
Gracias por tu aporte Barros Matos.
Un saludo

Edit dijo...

Querida Cele, esta si que es nueva con todas las letras.
Me suena rarísima. Gracias por enseñarme algo nuevo, cada vez que te visito.
Un besito.

Funes dijo...

¿Es circular la historia? ¿Los sucesos ocurridos se repiten alguna vez? Esas preguntas se formuló JRISTOS DEAN TJON AJONG PALACIOS, y leer la historia contada por Barros Matos sobre la posibilidad de que el cuadro que ilustra la entrada de “estólido“ refiere a una persona que vivió muchos años después de muerto el propio pintor, me ha hecho pensar.
Y de pronto por un motivo que ahora no ahora no vale la pena contar, me encuentro con una historia que me resulta fascinante.
Pedro Bonifacio Palacios fue de niño abandonado por su padre luego de la muerte de su madre, como surge del relato que publica Celeste. La cosa es que lo crían una tía y familiares.
“Almafuerte” adoptó cinco hijos y murió en 1917. Muchos años después, en 1971, y a miles de kilómetros, en Panamá nace JRISTOS DEAN TJON AJONG PALACIOS, hijo de SIEGPERT HOOWARD TJON AJONG y… Mercedes Felicidad Palacios nieta del escritor y docente argentino. El niño panameño JRISTOS, a los pocos años de vida es abandonado por su padre. Al poco tiempo su madre (la nieta de Palacios) muere. Hace su vida. Criado por una familia muy humilde da una pelea desigual contra el destino. Ese niño crece "sintiendo" (según sus propias palabras)el "sentir" de Almafuerte. "siente" en el mismo los sonetos medicinales, pese a no tener noticias de su familia materna y al hecho de que perdió a su madre a los tres años de edad.
En 2003 renuncia a la ciudadanía panameña porque se encuentra en Estados Unidos, enrolado en el ejército de ese país. ¿Qué distancia lo separa de su bisabuelo, “Almafuerte”?. Aparentemente una distancia infinita. Pero la sangre da gritos desesperados que son difíciles de comprender. JRISTOS escribe en su lengua materna (español). Y lo hace bajo un seudónimo: “Sombrafuerte”:

"No solo en las entrañas se esconde;
en el exterior se deja de vivir
cuando con los ojos aun abiertos
no sabes donde empezó tu existir!"

Escribió Jristos, nieto de Palacios, e inicia la búsqueda de sus raíces con las cuales no tenía un solo contacto. Lamentablemente desconozco que ha sido de su vida y el resultado de su búsqueda.
Funes

Celestacha dijo...

Funes, estoy impresionada con esta historia...es real ?? o una poética historia de un escritor que no deja de sorprender ?

Funes dijo...

Estimada editora: todo lo relatado es rigurosamente cierto. Los hechos ocurrieron así: 1. A mediados de 2004 escribí dos poemas bajo el rótulo “Dos Poemas Conjeturales”, uno bajo el título “Otro poema conjetural” dedicado a Borges, otro titulado “Conjeturas del octavo soneto medicinal” dedicado a Almafuerte (los escribí por algo que Ud. cuenta en la entrada y pertenece a Borges: en Almafuerte está lo peor y lo mejor de la poesía). 2. Un día mientras corregía el primer poema, recibo un mail de una mujer panameña radicada en Noruega en el que pide que localice a “Sombrafuerte” porque ella había perdido todo contacto y necesitaba informarle algo sobre su madre Mercedes Felicidad Palacios, nieta del escritor argentino. 3. Le contesté que no era el “Funes” que ella estaba buscando, conocido seguramente de “Sombrafuerte”, pero que estaba totalmente dispuesto a ayudarla a encontrarlo. 4. No me contesta la mujer Noruega mi mail. 5. Mientras, en un viaje a México, concurro al Consulado panameño en ese país pidiendo información sobre JRISTOS. 6. Ya de regreso a Argentina me llega un sobre de la Embajada Panameña en México informándome que JRISTOS ya no tenía la nacionalidad panameña: había renunciado a la misma para enrolarse en el Ejército de EE UU, y acompañan la información con una copia de la Resolución Nro. 297 de octubre de 2003 en donde se le acepta la renuncia a la ciudadanía panameña, firmada por la Presidente de Panamá Mireya Moscoso. 6. Escribo a la mujer panameña radicada en Noruega para que sepa sobre esta novedad. 7. Me contesta agradeciendo la información; me envía un par de estrofas escritas por “Sombrafuerte” y una dirección de correo que había conseguido del bisnieto de Almafuerte, pero me dice que por alguna información que recolectó JRISTOS, “Sombrafuerte” habría sido destinado a un frente en Oriente Medio o en Afganistan. 8. Nunca mas tuve contacto con esta mujer. 9. Por algo que es complejo de explicar destruí el poema “Conjeturas del octavo soneto medicinal”. 10. Mi padre bondadosamente rescató de la destrucción el poema dedicado a Borges. Y -lamentablemente - jamás pude borrar de mi memoria el correo electrónico de JRISTOS.
En fin
Funes

Viejex dijo...

Funes, Celeste: Leyeron los comentarios del 05 de enero de un tal Jristos en el gadget del costado? Dice ser el bisnieto de Almafuerte, y que su correo es tj.all.group@gmail.com

Celestacha dijo...

Hola Viejex...no es increible toda esta historia ???? sé que Funes estaría en contacto con Jristos...todo es muy extraño !!!
Cariños y ya regreso a postear a fin de mes.

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails