domingo, 12 de septiembre de 2010

Escaramuza

Asterix y Obelix
(Del it. scaramuccia, combate breve y no decisivo).

1. f. Refriega de poca importancia sostenida especialmente por las avanzadas de los ejércitos.

2. f. Riña, disputa o contienda de poca importancia.

3. f. Género de pelea entre los jinetes o soldados de a caballo, que van picando de rodeo, acometiendo a veces y a veces huyendo con gran ligereza.

Real Academia Española

3 comentarios:

Funes dijo...

"febo asoma, ya sus rayos
iluminan el histórico convento
tras sus muros, sordos ruidos..."

Así comienza la marcha militar conmemorativa de la primera y única "batalla" librada en lo que es el actual territorio argentino por el General San Martín: la "batalla" de San Lorenzo.
Pero... ¿fue una batalla?
Las crónicas de la época lejos de idealizar eñ supuesto combate, lo describen como lo que en verdad fue: una "escaramuza" que no llegó a durar ni 15 minutos. (Testigos presenciales que relataron los acontecimientos hablan de una escaramuza de 6 minutos).
Resulta que las tropas realistas (españolas) estaban acantonadas en Montevideo, pero sitiados por las fuerzas de Rondeau y de Artigas, por lo que para conseguir víveres utilizaban las vías navegables. Y así 250 realistas acompañados por matarifes que se encargaban de sacrificar y despostar los animales que robaban, remontaron el Paraná. Desembarcaron frente a las costas de la barranca de San Lorenzo. Corría el día el 3 de febrero de 1813 y San Martín -que los había seguido por tierra- se acantonó en el Convento de San Carlos. Cuando las tropas realistas avanzaban (aparentemente no lo hacían para ir a un combate), se vieron sorprendidos por las huestes de San Martín que los atacó en un movimiento de pinzas: Bermudez al frente de un grupo y San Martín con el otro. Así rápidamente diezmaron a los españoles que huyeron hacia el río. Algunos alcanzaron las naves que los transportaban y otros murieron ahogados o bajo los sables de los granaderos. Un grupete quedó prisionero. No fue para nada una batalla. fue una típica escaramuza, una breve reyerta, luego idealizada por los argentinos que, aparentemente, necesitamos que todo pasado sea glorioso, que San Martín sea Superman sin defectos ni errores y no un hombre con sus grandezas y miserias (lo que en verdad lo engrandece), y que una mera escaramuza de breves minutos contra un grupete que no iba hacia el campo de batalla sino a afanar algunos vacunos para aprovisionarse, una contienda épica de proporciones napoleónicas.
Es por eso que también se duda de la verdad relacionada a la heroica participación del Sargento Cabral, que habría dicho "muero contento.... hemos batido al enemigo", al momento de salvar en actitud épica la vida del entonces Coronel San Martín, conforme al relato "idealizado" de Bartolomé Mitre en su Historia de San Martín. ¿Es imaginable esa frase en medio de una refriega que cuando empezó estaba terminando?
No quiero hacer esto mas largo y tedioso. Me despido diciendo que hay una crónica muy interesante: un inglés que marchaba por San Lorenzo hacia el norte, fue detenido por las tropas sanmartinianas prestas a atacar a los ibéricos. El tipo relató la "escaramuza" que el estimó entre 6 y 7 minutos. No cuenta nada del riesgo corrido por San Martín y el salvataje heroico de Cabral sacándolo debajo del caballo herido a su jefe (que no era blanco -el caballo- como relatan las crónicas heroicas de la grandeza argentina)(Y agrego que pese a la historia oficial San Matín tampoco lo era -blanco- siendo hijo natural de una india tal como relata la apasionante biografía escrita por García Hamilton y que desatara hace unos años una interesante polémica).
Finalmente un par de datos al menos, curiosos: Los ingleses hacen el cambio de guardia en el palacio real, bajo los acordes de la Marcha de San Lorenzo. Y las tropas alemanas del nazismo invadieron París al son de .... la Marcha de San Lorenzo, obsequiada al gobierno Nazi por el gobierno Argentino. Corrían los años 1940 y 1941. Castillo, un nacionalista pro nazi había ocupado la presidencia en reemplazo de Ortíz (que había renunciado por su ceguera). Un coronel argentino viajaba en misión oficial recorriendo los países del "eje", visitando en ese momento al aliado incondicional de Hitler: Benito Musolini. Se llamaba Juan Domingo Perón.
Pero eso es otra historia.
Funes

Celestacha dijo...

Maravilloso relato, siento pudor por la poca capacidad de cuestionamiento de nuestra historia, que repetimos cuan verdad absoluta. A duras penas logramos que hoy en día se estudie con pasión la historia, cuyo valor está en tela de juicio, mucho menos llegar a derribar sus mitos.
Un remate magistral con los datos curiosos...de dónde sacó toda esta información, Funes ???

Funes dijo...

Me gusta la historia, Celeste y en mis ratos libres (que son todos digamos) leo sobre el tema. Aparte, tengo a mi amigo don Acevedo que tiene la librería de viejo mas importante del país.... "papeles de oriente". La historia argentina es apasionante.
Respecto de la Marcha de San Lorenzo tiene una historia muy interesante. Y también es interesante cómo países usan marchas marciales de otros países.
Cuando los aliados reconquistan París.... adivine Celeste... qué marcha marcial acompañaba el ingreso de las tropas a la ciudad luz?
Calculo que Silva, (uruguayo, autor de la marcha) ni en el mas pálido de sus sueños hubiese imaginado que su marcha recorrería e mundo en las situaciones mas insospechadas.... en fin
Funes

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails