jueves, 8 de julio de 2010

Abyecto

Ilustración de Erika Kuhn

(Del lat. abiectus, part. pas. de abiicĕre, rebajar, envilecer).

1. adj. Despreciable, vil en extremo.
2. adj. desususado humillado (abatido en el orgullo).

Real Academia Española


Esta palabra tiene una especial fuerza en su forma de pronunciarla. Lo abyecto remite a lo repulsivo, al horror por lo extraño, a aquello expulsado.
Tantas palabras dichas en una sola: vil, ruin, bajo, miserable, despreciable, repugnante, odioso, ignominioso, degenerado, obsceno,rastrero, por nombrar sólo algunos conceptos que engloba esta palabra.
Pero, como bien cita Marion Iris Young, el asco es la reacción humana a "lo abyecto".

"… lo abyecto básicamente discurre entre la repugnancia y la indignación. El asco es la forma primordial de reacción humana a lo abyecto. El asco representa el sentimiento que califica la separación de las fronteras entre el hombre y el mundo, entre sujeto y objeto, entre interior y exterior...

…el terror fóbico de lo abyecto es un paralizante y vertiginoso terror por innombrable. Al mismo tiempo, lo abyecto es fascinante, despierta una atracción obsesiva…" (Marion Iris Young, 1949-2006, en su obra La Justicia Y la política de la Diferencia).

Y esta última frase nos recuerda que han sido y son muchos los artistas que se meten, enredan, se pierden, bucean y reflejan el mundo de lo abyecto. La abyección ha sido ,para algunos, la forma del regreso del realismo al arte. La irrupción de lo real en el mundo simbólico del arte, que se evidencia en la emergencia de la muerte y el sexo, el asco y la abyección en las obras. El rechazo de una contemplación pura a cambio de una perturbadora, produce una mezcla de sensaciones, en las que “repulsión y atracción, miedo y deseo, dolor y placer, rechazo y complicidad se mezclan y confunden.
La producción artística de las últimas décadas se vuelve realista, pero de un realismo diferente al de los siglos anteriores, porque pretende mostrar lo real sin mediación. Por eso es un realismo desbordado por la sensación de asco, como categoría fundamental del arte moderno, a diferencia del clásico, cuyo criterio era el gusto. El asco se siente por contigüidad, produce a la vez rechazo y atracción reprimida. Está unido al pánico y a la invasión, porque el objeto que produce repulsión puede penetrar y contaminar al observador.
Abyección versus belleza en el arte, todas formas humanas de representar la realidad.

3 comentarios:

Funes dijo...

Qué palabra! Por favor!!!!
"Abyecto" es una palabra que verdaderamente uno la pronuncia no solo con la boca. Parece que sale de más adentro, sale casi de las tripas... y cuando la decimos sale como una trompada, directa al mentón del sujeto indeseable.
He usado mucho esta palabra y debo reconocer que la he colocado como calificativo generalmente de los dictadores. A videla, a Bignone, a Galtieri, Pinochet; Franco; a Chavez, a Castro, a Stalin y a Hitler cuando los nombro no dudo en calificarlos de "dictadores abyectos", escoria de la humanidad... lo peor de lo peor. También a esos personajes nefastos los califico de "tiranos" pero siempre tiranos abyectos, aunque ahora que lo pienso me pregunto ¿no es condición del tirano y del dictador ser abyecto? Un tipo que asume el poder absoluto y lo ejerce privando las libertades básicas de los ciudadanos, no tiene intrínsecamente la calidad de "abyecto"?
Ahora bien: qué interesante el planteo de Celeste en cuanto a lo abyecto y al asco como motor también de la cultura. Es así, Celeste lo plantea con majestuosa claridad: de lo peor del ser humano, lo mejor del ser humano. Pongo como ejemplo esas fotografías que muestran crudamente realidades que a través de la cámara se tornan relevantes para todos los que observan: los campos de concentración; los refugiados; los niños muertos de sed y hambre en Somalía y en Niger; los castigados de Burkina Faso; nos muestran lo abyecto del ser humano... y también lo mejor: la valentía de la denuncia, duela a quien le duela. Esas fotografías que a la larga se transforman en la reserva y conciencia moral de una humanidad casi sin rumbo.
Realmente felicitaciones Celeste, qué interesante todo esto!!!!!

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
alexiaasamiyasworld dijo...

Pff! Creo que no se publicó mi comentario, en fin, sólo era una duda sobre cómo usar la palabra en nuestro lenguaje cotidiano, es correcto decir cosas como: "mi jefa es abyecta", "tu comportamiento es abyecto..." etc?
Saludos! :)

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails