sábado, 17 de septiembre de 2011

Clepsidra

Reloj de agua griego
(Del lat. clepsy̆dra, y este del gr. κλεψύδρα). 

1. f. reloj de agua.  

Real Academia española
  
Clepsidra es una hermosa palabra del idioma, que nos la trajo Daniel a la memoria. 
Hay palabras que son bellas no tanto por su estructura estética como por su contenido semántico, que de algún modo se relacionan afectivamente con la persona que las usa. Madre, por ejemplo, o abuelo, y mejor aún abuelito, son de este tipo, y tienen el poder de convocar sentimientos muy hondos. 
Pero hay otras que producen un efecto estético agradable, incluso sin conocer su significado. Es el caso de  colibrí, ruiseñor, crisálida, efímero, alabastro, y clepsidra, entre otras.

Clepsidra proviene del vocablo latino clepsydra, que a su vez deriva del griego klepsydra, compuesta de hydro (agua) y klepto (yo robo). La idea es que el recipiente inferior roba el agua (o la arena) del superior.


Clepsidra es el reloj de agua, que mide el tiempo sobre la base de lo que tarda una cantidad de agua en pasar de un recipiente a otro, de iguales dimensiones, que está debajo. Por extensión, se ha llamado también clepsidra al reloj de arena, con el que se mide el tiempo por medio de dos ampolletas o recipientes de forma cónica, de vidrio o cristal, unidos por el vértice, de modo que la fina arena contenida en el de arriba vaya pasando lenta, pero continuamente al de abajo. Lo que tarda en pasar es la unidad de medida del tiempo.

Las primeras mediciones del tiempo se hicieron con el recurso del sol y las estrellas. Para las mediciones nocturnas del tiempo, aparecieron cuadrantes estelares y lunares. Pero funcionaban solamente cuando había cielo despejado y sereno. Por esta razón surgen distintas formas de medición entre las que se encuentra la antiquísima invención de la clepsidra -de origen mesopotámico (babilónico-caldeo) hacia el 1.400 a.C. y perfeccionado por los chinos y egipcios tiempo después
Se basa en el principio de que una cantidad dada de agua siempre requiere del mismo tiempo para pasar gota a gota de un recipiente a otro. Clepsidra es un invento realizado a partir del aprovechamiento de este recurso hídrdico y se fundamenta principalmente en principios científicos básicos relacionados con la dinámica de fluidos. Este aparato es entonces un cronómetro y no un reloj, pues marca una determinada cantidad de tiempo pero no da la hora.
No ha llegado ninguna clepsidra antigua hasta nosotros. Sólo se conoce su funcionamiento por las descripciones de Vitrubio.
En la ilustración que acompaña la entrada se muestra un tipo de clepsidra usado en las polis griegas fundadas por dorios y jonios hacia el S XII a.C. y servía para medir el tiempo de la palabra o discurso en las asambleas, el cual finalizaba cuando se llenaba la vasija.

 La clepsidra posee un valor simbólico, porque es el instrumento que más visiblemente representa, con la caída del agua o de la arena, el fluir constante del tiempo.
 
 Pueden encontrar una cronología de la evolución de los relojes hasta nuestros días, con fechas e inventores en http://www.periodicolaopinion.com.ar/Notas/Museo/plateria/Arte/relojes1.html

Fuente: A partir de un texto de Alexis Márquez Rodríguez / Profesor de español y literatura. Universidad Central de Venezuela.

5 comentarios:

Leonice dijo...

Muito interessante seu Blog, ja sou seguidora.
Abraços!

BARROS MATOS dijo...

Clepsidra. Reloj de arena. Por el pasa el tiempo. Hace unos años, escribí estos versos.

ETERNO
Me niego a medir el paso del tiempo.
No quiero los rostros en ningún espejo
Ni quiero las voces que se lleva el viento,
Quiero en mi memoria todos los momentos.

Busco reflejarme en el agua quieta
Del lago profundo de tus ojos negros,
Y dejar en ellos todas mis esperas,
Cerrarle las puertas al paso del tiempo.

Vivir en tu boca, en tu piel, en tu pelo,
Sentir como late tu amor en mi pecho,
Todo en ese instante que quisiera eterno
Porque tu silencio me dijo te quiero.

Fue en ese segundo, en ese momento
En que el mundo detuvo su andar de milenios,
Cuando tu mirada reflejó la mía
Y ambos cerramos las puertas al tiempo.
BARROS MATOS

Celestacha dijo...

Uy...Barros...qué hermoso. Y qué romántico. Yo también detendría el tiempo en algún corazón.
Abrazos !!

Celestacha dijo...

Gracias Leonice...y bienvenida a este espacio !. Saludos para ti en tu tierra

Viento dijo...

Muchas gracias por la información y por darme otra perspectiva de este instrumento, a mi parecer, mejor que un reloj, pues el tiempo, ya lo dijera Einstein, es relativo.
Un reloj mide todo a lo que se nos obliga, la clepsidra, es como la vida, que en su goteo nos marca cómo escapa la vida de un contenedor a otro...
...me disculpo por la demora, ahora yo, que estuve fuera del seguimiento por un tiempo, pero nuevamente estoy al pendiente de este maravilloso blog...

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails