viernes, 27 de agosto de 2010

Pichanga

(De or. quechua).
1. f. N.O Arg. Vino que no ha terminado de fermentar.
2. f. Col. Escoba de barrer.

engaña ~.
1. amb. Arg. engañabobos (‖ cosa que engaña o defrauda con su apariencia).
Real Academia Española

Busqué esta palabra convencida de que sería un localismo, o quizá lunfardo y con asombro descubro que no sólo está reconocida en el Diccionario de la RAE sino que además es una palabra de origen quechua proveniente del noroeste argentino. Y quién hubiera pensado que, al hablar de pichanga, terminaríamos hablando de vinos?

A pesar de las variadas disquisiciones que hay en internet acerca de la frase "engaña pichanga", creo que su origen es un camino más simple y sencillo, ya que, tratándose de un vino que no ha terminado de fermentar, es fácil concluir que pichanga "engañara" haciéndose pasar por algo que no es.

Y para el disfrute de los amantes del vino, alguna vez se detuvieron a leer las pequeñas etiquetas al dorso de las botellas de vinos "nobles" ¡Qué maravillosas son estas pequeñas piezas literarias! Encantadoras, sensuales, agitadoras de esa imaginación que también tiene el paladar.


Etchart Cafayate Torrontés

En su terroir privilegiado del Valle de Cafayate a 1750 metros de altura, Bodegas Etchart logra vinos reconocidos mundialmente por su sobresaliente calidad y estilo.

De color amarillo claro con tonos verdosos, Etchart Cafayate Torrontés presenta un bouquet único de flores (rosas, jazmines) y frutas (uvas, duraznos blancos). En boca es delicado, bien estructurado y de final armónico.

Ideal para disfrutar como aperitivo o para acompañar pescados y mariscos, aves y todo tipo de quesos.


Suter – Borgoña Privado

Noble, armónico, de excelente estructura. De marcada intensidad aromática, en boca se presenta redondo y aterciopelado. Sus taninos suaves le imprimen la complejidad propia de los vinos tintos clásicos. Acompaña carnes rojas, pastas con salsas persistentes y guisados.

Vino Tinto Hereford

Un vino sensual y amable, especial para compartir las mejores carnes sazonadas y los célebres asados criollos.
Su color rojo granate es brillante y seductor. Su aroma de frutos negros recuerda a los jóvenes vinos franceses de la Côte Dór.
Su sabor, redondo y sin bordes, es rico en tonalidades.


Viñas de Orfila - Borgoña

Don José Orfila, emprendedor, talentoso y tesonero buscaba la mejor tierra para el vino. Encontró las que habían pertenecido al libertador Don José de San Martín, héroe de América. Fundó sobre ellas la bodega Orfila. Desde entonces, por una centuria, hay un vino argentino cuyas raíces se nutren de tierra ennoblecida por una tradición de altiva libertad e independencia.

(Estas palabras hacen que suene casi patriótico "macharse" con este vinito, ¿no?)
Gracias Tam-Tam por la información.

6 comentarios:

Mariela Torres dijo...

¡Qué lindo! Me gustan las palabras quechuas, que son más de las que pensábamos.
Y también leer las prosas poéticas de los vinos. La que más me gusta de aquí es la del Vino Tinto Hereford, porque es sensual y amable.

Besos.

Celestacha dijo...

Hola Mariela ! voy a buscar palabras quechuas, e investigar en esa línea. En cuanto a los vinos, el Etchart por su buquet de flores...mirá vos !

Besos

Funes dijo...

La editora me ha designado co-editor, es decir: tengo trabajo. En cuanto me ha nombrado en el puesto tomé mi primera decisión: sacar dos días licencia, merecido descanso para poder arrancar luego con todas las ganas. “Che, Funes, ¿Y cuánto te pagan en el nuevo laburo de co-editor del arca de las palabras?” me preguntaron en casa. “Una cosa es el trabajo y otra distinta es que me paguen por ello” contesté siguiendo el argumento de Celeste, mi editora jefe. “Che Funes, tu trabajo es una engañapichanga”, me dijeron en casa. En fin.
Puesto a trabajar en la palabra “pichanga” vamos a sumar otros posibles conceptos que la misma tiene, regionalmente. En Chile se llama “pichanga” a una comida que consiste en cortar pedacitos de jamón en cuadraditos, queso también en cuadraditos, aceitunas, algunos pickles, y colocarle escarbadientes. Sería lo que aquí llamamos una “picadita” o también el famoso “vermú”, o lo que los españoles llaman unas tapas. Los peruanos por su parte llaman “pichanga” al partidito de futbol del barrio jugado en un terreno baldío o en un lugar similar y por el solo hecho de jugar. Sería lo que nosotros llamamos “picadito”.
Ahora bien, no hay acuerdo sobre de dónde viene “engañapichanga”. Es muy importante el aporte que hace la editora al respecto, vinculando el vino sin fermentar (pichanga) con el engaño que el mismo sería de hacerlo pasar por vino de verdad. Me ha apuntado mi vecino Cardona (tomarlo con pinzas porque es muy mentiroso) que para él “engañapichanga” estaría vinculando la comida chilena (la picadita) y su función: engañar el estómago previo a la comida principal. De allí derivaría el concepto de “engañapichanga”. No lo se. Hay un argumento que trata de hacer pie en “engañabobos” (tal la definición de ´engañapichanga´). Esta es la que toma como posible origen de la palabra “engañapichanga” la palabra “engañapichis”: en el lunfardo, la palabra “pichi” significa ´inexperto´, ´novato´. Por lo que de allí saldría el significado de engañabobos que luego se adjudicaría a “engañapichanga”. Este último argumento aparece en el blog “deficiencia popular” firmado por Madame La Précision con quién estoy intentando tomar urgente contacto, hasta ahora, sin fortuna.
Funes

Celestacha dijo...

Contacto con Mme Précisión? recién tiene trabajo, ya falta dos días y además ya está buscando otro??????

Muy buenas las aclaraciones sobre pichanga. Me centré en nuestra acepción porque a veces cuido que no se me hagan demasiado largos los posts. La gente vive apurada, todos nos quejamos de la falta de tiempo. Pero para eso conseguí un curioso co-editor, que está en todos los detalles.
Un saludo
PD: Funes, cómo debo interpretar su silencio respecto a mis estudios? mmmm...quizá mejor no haber hecho comentarios al respecto. Saludos !

Funes dijo...

Celeste: mi silencio respecto de sus estudios obedece al asombro fundamentalmente. Me asombra que estudie y más me asombra que para estudiar tenga que rendir exámenes. Le tengo pavura a los exámenes, al tribunal que sentado frente a uno nos medirá cuánto sabemos. Un tribunal examinador me aparece como la antesala de una tortura. El solo pensar que mi editora rinde exámenes me provocará varias noches ciertas pesadillas que deberé tolerar. Le he comentado que en cuanto a conocimientos, navego siempre por las orillas, nunca por las profundidades, por eso me asombran "navegantes" como usted que se mete en camisa de once varas. Le debe gustar sufrir... será su costado masoquista... no lo se. Yo, por las dudas en cuanto me dicen "che, Funes, porqué no estudiás algo?" como única respuesta, huyo a toda velocidad.
En fin...
Funes

Celestacha dijo...

Varias noches de pesadillas...me arranca sonrisas, Funes. No se preocupe que es poca cosa, además en la mayoría de los tópicos soy autodidacta...recuerda? o cuanto mucho añoro un MAESTRO, y yo convertirme en su fiel discípula. A esta altura uno sólo rinde exámen frente a uno mismo !!

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails