martes, 10 de abril de 2012

Vagido

(Del lat. vagītus).

1. m. Gemido o llanto del recién nacido

Real Academia Española
 
LA VIDA ESE PARÉNTESIS

Cuando el no ser queda en suspenso
se abre la vida ese paréntesis
con un vagido universal de hambre

somos hambrientos desde el vamos
y lo seremos hasta el vámonos
después de mucho descubrir
y brevemente amar y acostumbrarnos
a la fallida eternidad

la vida se clausura en vida
la vida ese paréntesis
también se cierra incurre
en un vagido uiniversal
el último

y entonces sólo entonces
el no ser sigue para siempre

Mario Benedetti


.

5 comentarios:

Arcoyflecha dijo...

Me encanta tu blog. Me parece precioso y a la vez muy interesante esta labor de recuperación de palabras. Palabras, preciosas palabras. las adoro. Enhorabuena, y sigue sorprendiéndome

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Interesante, hace bastante que no leía esta palabra, no recuerdo haberla escuchado.

BARROS MATOS dijo...

La palabra vagido no me agrada. Me produce una sensación fea, como si al pronunciarla me dejara un mal gusto en la boca. Prefiero quejido, o llanto, aunque llanto, creo, no es. La primera reacción oral, ruidosa, del recién nacido, tiene distintas interpretaciones. Pienso que puede ser la reacción física al frío. O al ruido, o al manoseo, o a las tres cosas. No sería de extrañar que tenga la capacidad de añorar el nido que lo resguardaba de todo peligro, hasta donde llegaba ese amor que lo maravillaba, que le daba seguridad, porque provenía de su madre. Por algo, luego del cortarle el cordón y recostarlo sobre el cuerpo materno, su llanto o quejido se calma, desaparece. Reconoce el exterior del cuerpo que durante nueve meses lo alimentó, le dio vida. He asistido a innumerables partos a través de los años. Y en ciertos aspectos, en cada uno me sentí como en la primera vez. Si bien la experiencia me permitía más tranquilidad, soltura y seguridad en las maniobras, tener en mis brazos una nueva vida me emocionaba siempre con la misma intensidad. Le decía a la madre, mientras se lo entregaba “¿sabe porque se queja? Quiere volver al útero, no quiere saber nada de lo que le espera en el futuro. Debe pensar, ¿si allí era tan feliz, para que me sacaron?” Ahora Ud., mamá, le va a tener que enseñar que la vida fuera de ese nido donde durante 9 meses creció, puede ser hermosa, útil, solidaria. Ese quejidito mañana será risa, llanto, expresión de alegría o de angustia. Dolor, Felicidad. La vida, esa maravilla que tomamos como si fuera algo que ganamos sin deberle nada, espera de él lo que esperó de nosotros. Ojalá pueda hacer lo que no hicimos: ayudar a forjar un mundo mejor.
BARROS MATOS

Celestacha dijo...

Gracias Arcoyflecha por el aliento...cada tanto uno vuelve a preguntarse por aquéllo que hace...pero a la hora de abandonar la tarea, ya no puedo destruir un arca llena de significados.
Un abrazo !

Celestacha dijo...

Hola Barros Matos...qué precioso lo que ha escrito !!! creo que alguno de estos días, con mucho esmero y paciencia empezaré a recopilar estos escritos suyos y de Funes...y tendremos un precioso libro entre las manos. Creo que merece estar en papel..historias, anécdotas, sentires...ha sido tan valioso el aporte a esta pequeña causa que me sigue emocionando !.
Saludos

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails