viernes, 13 de abril de 2012

Pareidolia

Esta palabra no se encuentra catalogada en el Diccionario de la Real Academia Española.

Sin embargo, me pareció interesante incluirla ya que tiene que ver con una acción perceptiva de nuestro cerebro que se empeña en encontrar figuras reconocibles en nubes, montañas, objetos, manchas de humedad en la pared...quién no ha disfrutado de "ver" curiosas formas en la manera más inverosímil ? quién no pasó tardes de su infancia imbuídos en esta actividad ?. Arboles con forma de mujer, efectos ópticos, imagen de cristo o el rostro de la Virgen en piedras, nubes con formas raras, parecidos razonables...
Son entonces, las pareidolias, alteraciones perceptivas de nuestra mente, cuando a través de cualquier objeto o situación real, generalmente poco estructurado, percibimos algo distinto asociándolo a patrones conocidos.

En Wikipedia definen la palabra pareidolia (derivada etimológicamente del griego eidolon: "figura" o "imagen" y el prefijo para: "junto a" o "adjunta") como un fenómeno psicológico consistente en que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible. Una explicación de este fenómeno conforme al funcionamiento del cerebro, es descrito por Jeff Hawkins en su teoría de memoria-predicción.
Otra definición hallada explica:

«El término pareidolia, actualmente en desuso, es el que mejor designa las alteraciones perceptivas en las que, a partir de un campo real de percepción escasamente estructurado, el individuo cree percibir algo distinto, mezclando lo percibido con lo fantaseado. En este sentido es una forma de ilusión o percepción engañosa que se diferencia claramente de las alucinaciones, seudoalucinaciones, alucinosis o metamorfopcias».
Martín et Al

Nunca mejor expresado "NO TODO ES LO QUE PARECE"!! , y donde tan solo hay una mancha, una sombra, una rugosidad etc. nosotros vemos formas, rostros y todo aquello hasta donde nuestra imaginación llegue.
La visión de imágenes religiosas como son las de Jesús o la virgen María forman, para algunos, parte del mismo fenómeno y pueden hallar referencias en la palabra Hierofanía.
Los efectos ópticos pareidólicos los podemos encontrar en casi cualquier cosa y para muestra un botón. 
Así que los dejo con algunos ejemplos en varios campos, está claro que es imposible poner uno de cada, pero creo que estos pocos son una buena muestra de la palabra, Pareidolia.

La naturaleza es una buena fuente de imágenes pareidólicas, las rocas, el hielo

Y no ha sido tallado por el hombre !
 
La cara hallada en Marte dio vuelta al mundo. Con los avances telescópicos se observaron, años más tarde, los accidentes orográficos que la formaban.


Los árboles y las ramas también un son un lugar excelente para echar a volar la imaginación.

Observen estas sombras !


Y quién duda de las nubes como fuente de inspiración?



Los dejo despertando la imaginación y los invito a jugar en el día de hoy a encontrar alguna forma agazapada por algún sitio.






5 comentarios:

BARROS MATOS dijo...

La poetisa Delicias Barcos del Mar, pseudónimo de Adelina Barbosa y que dice ser descendiente de Lope de Vega por parte de madre y de Cervantes por parte de padre, (siempre está por traer los certificados que lo prueban pero se olvida) insiste en que toda palabra que no figure en el diccionario de la RAE, no existe. En el 4 de COPAS se armó tremenda discusión al efecto entre ella y el erudito Liberto Dinastía, que no terminó a los golpes por razones de respeto a una dama. El gordo Vilchez, como saben especialista en reencarnación y vidas anteriores, asegura que la Paraeidolia no es una cosa casual que impresiona nuestros sentidos, si no que son almas a la deriva pues no han logrado reencarnarse y forman diferentes figuras para llamarnos la atención. Asegura Vilchez que más de una de ellas y gracias a ese proceso, logró encontrar un cuerpo al cual incorporarse. Conoce casos en que las que lo lograron, recuerdan confusamente una roca con forma de cigarro o una nube parecida a un caballo, pero no se acuerdan donde y cuando los vieron. Prueba concluyente para él de sus aseveraciones, y que publicara en revistas especializadas. El farmacéutico Schuartz, filósofo de entrecasa, como el se denomina humildemente, me comentó cuando nos íbamos, que la contemplación de esas figuras que encontramos adoptando diversas formas, son un llamado a nuestra imaginación, a la necesidad de poblar de fantasías una existencia que sin ellas sería anodina, y detenerse a veces para observarlas, su forma puede traernos un viejo recuerdo, y así llegar a develar el misterio de alguna escondida nostalgia que no sabemos a que atribuir. Nos despedimos en la puerta de su casa y al llegar a la placita rumbo a la mía, me senté en un banco, solo con la noche y un recuerdo. Aquel árbol en cuyo ramaje cubierto de hojas, me pareció un día ver el rostro de Adelina, aquel amor de mi temprana adolescencia. Sonreí a la luna, suspiré, y me fui a casa. La paraeidolia, esté o no en el diccionario de la RAE, nos ayuda a ver más allá de la cotidiana realidad.
BARROS MATOS

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Nunca oí, por lo recuerdo, ni leí esta palabra. Pero lo que representa es algo que conozco bien, en manchas de humedad de las paredes. Y veces lo que quiero ver, siluetas de sílfides, no concuerda con lo que parecen sugerir.
Buenas las fotos, pero la del huevo frito no concuerda, porque es obra de un ser humano.
Un detalle curioso en numero aurico, cierta proporción que se da en la naturaleza.

Edit dijo...

Amiga querida, sabes lo que me gusta tu Arca de las Palabras.
Podrías ponerle un gadget de facebook, para que lo pueda compartir con mis amigos???
Eso si te parece.
Besotes.

Camino del sur dijo...

Eso siempre hago esta acción, nosabía que tenía un nombre graciasporel gran aporte q realizas en fomentar la comprensión de la riqueza del lenguaje


SL2
Pilar

Daniel Sernake dijo...

Pues yo solo veo caras malas y demonios que con eso

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails