sábado, 7 de febrero de 2009

Zascandil

1. m. coloq. Hombre despreciable, ligero y enredador.
2. m. desus. Hombre astuto, engañador, por lo común estafador.

3. m. desus. Golpe repentino o acción pronta e impensada que sobreviene, comparable a un candilazo.


Real Academia Española
Su procedencia: de «¡zas!» onomatopeya de golpe y «candil».
En referencia a la acción de los maleantes que, para robar, apagaban con un golpe de mano o de sombrero la luz de los candiles que iluminaban las calles.


Esta es una palabra que recordó Millán, además de tener una preciosa sonoridad se me hace una palabra muy castiza. Por lo que he leído, forma parte de la infancia de muchos españoles. Menos conocida y usada en Latinoamérica, pareciera tener, a pesar de la connotación negativa de su significado, un uso más bien de cariño en la infancia, ya que se aplicaba a los niños traviesos.
En su forma verbal "Zascandilear" significa
hacer cosas sin formalidad ni utilidad: \"A ver si trabajas algo y dejas de zascandilear esta tarde\".

2 comentarios:

Millan dijo...

Efectivamente, las acepciones formales de esta palabra no tienen en cuenta el sentido en el que, normalmente, la hemos oído, es decir, la de niño enredador y travieso.
Las ilustraciones con las que acompañas, Celeste, esta palabra y las demás son estupendas. ¡Me encantan!.
¡Saludos!

Celestacha dijo...

Gracias Millán por compartir siempre este rincón. Un saludo !!

Quizá también te interese

Related Posts with Thumbnails